Concurso. (Bases)

Bueno, esto sera rápido, debido a que mi internet esta fallando. 

Imagen

 

¿Que se rifara?

Un Set Box de Divergent e Insurgent. 

Imagen

 

CONCURSO INTERNACIONAL.

¿Y para ganarlo que tengo que hacer? 

Primero lee las bases:

 

 

 

 

Las Bases del Concurso son las siguientes:

 

 

  • Haber leído los dos libros, (Divergent e Insurgent)
  • Saberlos de memoria.
  • Ser mayor de 13 años.*
  • Tener Facebook (Debido a que el concurso se hará en la pagina de FB)
  • De preferencia tener paginas en Twitter y Tumblr. **

Estos son los únicos requisitos. 

Imagen

 

* Esto es debido a que tengo que entregar el libro a una persona responsable.

** Esto lo explicare mas adelante. 

La dinámica para ganarlo la explicare mas adelante.

Mientras tanto: CELEBREN 

Imagen

Cualquier duda o reclamación aquí 🙂

Anuncios

Tori, Christina and Caleb Have Been Cast in Divergent!

Divergent Fandom

Big news!!  We finally have a few more Divergent cast members as The Hollywood Reporter has confirmed  Maggie Q, Zoe Kravitz and Ansel Elgort will play  Tori, Christina, and Caleb, respectively!

maggie_q_zoe_kravitz_ansel_elgort_a_l

Maggie Q, Zoe Kravitz and Ansel Elgort have closed deals to join the cast of Divergent, Summit/Lionsgate’s adaptation of Veronica Roth’s YA novel.

Shailene Woodley is attached to star in the movie set in a future society that is divided into factions based on human traits. Neil Burger (Limitless) is directing.

Q will play Tori, a tattooed owner of a tattoo parlor who is part of the choosing ceremony that divides people into factions. She ends up helping Woodley’s character, Tris.

Kravitz will play Christina, a member of the Dauntless faction, which embodies bravery, and who becomes friends with Tris.

Elgort has nabbed the highly sought-after role of Caleb, Woodley’s twin brother who turns his…

Ver la entrada original 29 palabras más

Razones por las que no queremos a Pettyfer cerca de nuestro fandom

3722598089_ecb92a84e9_o

Muchas personas estarán de acuerdo conmigo: No queremos a Pettyfer cerca de nuestro fandom y mucho menos que el sea Tobias, y no es “odio ciego” hay razones por las cuales no lo quiero a menos de un millón de kilómetros del papel de Tobias y aquí las razones o algunas de ellas ya que no quiero que esto parezca una biblia:

1.- Sus compañeros de trabajo e incluso sus propios trabajadores tienen una tendencia a odiarlo (x) O terminar con el corazón roto (x)

2.- No toma enserio su trabajo y trata a las personas que trabajan para el como mierda (x)

3.-Exigió a re-negociar su acuerdo de  $ 250.000 para I Am Number Four cuando se enteró de que alguien se estaba cobrando mas que el. Ahora se por que no filmaron el segundo libro (x)

4.- Tiene un tatuaje de su propio nombre ¿Acaso nunca consigues suficiente de ti Alex? (x)

5.- Su publicista tiene que estar con el en cada entrevista para asegurarse de que no arroje a la luz alguna atrocidad hecha hacia alguna otra persona por el. (x) 

6.- La verdadera razon por la que a la mera hora rechazo el papel de Jace Wayland/ Morgenstern/Herondale/Lightwood fue que no le quisieron pagar los 10 millones de dolares que solicito para interpretar al cazador de Sombras. (x)

7.- El es conocido por prácticamente todo el mundo por su mal carácter, soberbia, mala actitud, etc.

8.- Es un pésimo actor ¿No me creen? Solo vean una de sus películas.

9.- La edad ya se nota en el….. (x)

¿Realmente quieren una persona asi interpretando a Cuatro?

N/A: Se que es probable que a lo mejor no todo esto sea verdad, pero si lo dicen y hasta sus mismos compañeros de reparto dicen que no es una persona agradable es por que seguramente tiene algo de verdad ¿No?

Inspirado y editado de este post en Tumblr

Malas Noticias…

Para todas las que querían que Colton interpretara a Tobias. Como sabran Colton recientemente dijo que se uniria al elenco de Arrow, tras su salida de Teen Wolf, aun así muchas (Incluyéndome) guardábamos la esperanza de que el sexy, sexy Colton interpretara a Tobias, en la adaptación de la película. Lamentablemente, les tengo malas noticias. Pero primero, recordemos como comenzó todo:   Sigue leyendo

Free Four: Tobias tells the story

FreeFourCoverFinal (1)

 

 

No me hubiera voluntariado a entrenar a los Iniciados si no es
por el olor de la sala de entrenamiento, la esencia de polvo y sudor
y metal afilado. Este fue el primer lugar en donde alguna vez me
sentí fuerte. Cada vez que respiro este aire lo vuelvo a sentir.
En una punta de la habitación hay un trozo de madera con un
blanco dibujado en él. Contra una pared hay una mesa cubierta con
cuchillos para arrojar, feos instrumentos de metal, con un hoyo en
una de las puntas, perfectos para Iniciados inexpertos. Alineados
frente a mí están los transferidos de facción, que aún tienen, de
una manera u otra, las marcas de sus antiguas facciones: la espalda
derecha de los Sinceridad, mirada firme de los Sabiduría, y la
Estirada, apoyándose en la punta de sus dedos, lista para moverse.
―Mañana será el último día de la primera fase, dice Eric.
Él no me mira. Herí su orgullo ayer, y no sólo durante la captura de
la bandera, Max me preguntó en el desayuno como le iba a los
Iniciados, como si Eric no fuera el que está al mando. Eric estaba
sentado en la mesa junto a la mía en ese momento, frunciéndole el
ceño a su panecillo de avena
― Ustedes van a reanudar la lucha después, Eric continúa. ― Hoy,
aprenderán como apuntar. Todo el mundo recoja tres cuchillos, y
presten atención, mientras Cuatro demuestra la técnica correcta
para tirarlos.
Sus ojos caen en algún lugar al norte de los míos, como si estuviera
de pie sobre mí. Me enderecho. Odio cuando me trata como su
lacayo, como si no le derribé uno de sus dientes en nuestra
iniciación.
― ¡Ahora!
Se apresuraron por tomar los cuchillos como niños sin facción por
un pedazo de pan, demasiado desesperados. Todos menos ella, con
sus movimientos deliberados, su rubia cabeza metiéndose entre los
hombros de Iniciados más altos. No trataba lucir cómoda
balanceando cuchillas en sus palmas, y eso es lo que me gusta de
ella, que sabe que estas armas son innaturales y aún así consigue
una manera de empuñarlas.
Eric se acerca a mí, y me alejó por instinto. Trato de no temerle,
pero se cuan inteligente es y si no soy cuidadoso él notara que me
quedo viéndola y ese será mi perdición. Giro dirigiéndome al
blanco, un cuchillo en mi mano derecha
Pedí que el lanzamiento de cuchillos fuese removido del currículo
de entrenamiento este año, porque no sirve de nada aparte de
avivar la bravuconería de los Intrepidez. Nadie aquí lo usará
excepto para impresionar a alguien, de la manera en que los
impresionaré ahora. Eric diría que impresionar a las personas
puede ser útil, razón por la cual rechazó mi petición, pero es todo lo
que odio de Intrepidez.
Sostengo mi cuchillo por la hojilla para que el balance sea correcto.
Mi instructor de iniciación, Amar, vio que tenía una mente
ocupada, así que él me enseñó a atar mis movimientos con mis
respiraciones. Inhalo, y miro al centro del blanco. Exhalo y lanzo. El
cuchillo le da al blanco. Escucho a algunos de los Iniciados tomar
aire al mismo tiempo.
Encuentro un ritmo en ello: inhalo y paso el siguiente cuchillo a mi
mano derecho, exhalo y lo giro con la punta de mis dedos, inhalo y
miro el blanco, exhalo y lanzo. Todo se oscurece alrededor del
centro de ese tablero. Las otras facciones nos dicen brutales, como
si no usáramos nuestras mentes, pero eso es todo lo que hago aquí.
La voz de Eric me saca de mi ensimismamiento. ¡En línea!
Dejo los cuchillos en el blanco para recordarles a los Iniciados lo
que es posible, y me paro frente a la pared del lado. Amar también
fue quien me dio mi nombre, de vuelta en los días en que la
primera cosa que hacían los Iniciados al llegar a la facción de
Intrepidez era ir nuestro paisaje de miedo. Él era la clase de
persona que hacía que un apodo se quedara, tan agradable que
todos lo imitaban.
Está muerto ahora, pero a veces, en esta habitación, aún puedo
oírlo regañarme por aguantar la respiración.
Ella no aguanta la respiración. Eso es bueno, un mal habito menos
que romper. Pero tiene un brazo torpe, incómodo como una pierna
de gallina.
Los cuchillos están volando, pero, la mayoría del tiempo, no
girando. Ni siquiera Edward ha encontrado una manera de hacerlo,
sin embargo él es usualmente el más rápido, sus ojos se avivan con
esa ansia por conocimiento de los Sabiduría.
― ¡Creo que la Estirada se ha golpeado mucho la cabeza! ― dice
Peter. ― ¡Hey, Estirada! ¿Recuerdas lo que es un cuchillo?
Generalmente no odio a las personas, pero odio a Peter. Odio que
el trata de encoger a las personas, de la misma manera que Eric.
Tris no contesta, sólo toma un cuchillo y lo lanza, aún con ese
incómodo brazo, pero funciona, escucho el metal golpeando contra
el tablero y sonrío.
― Hey, Peter ―dice Tris― ¿Recuerdas lo que es un blanco?
Veo a cada uno, tratando de evitar la mirada de Eric mientras el
pasea como un animal encarcelado detrás de ellos. Debo admitir
que esa Christina es buena, aunque no me gusta darle créditos a los
bocazas de Sinceridad, y Peter también es bueno, aunque no me
gusta darle créditos a futuros psicópatas. Al, como sea, está sólo
paseando, como un macho, mucho poder y nada de delicadeza.
Es una pena que Eric también lo nota.
― ¿Cuán lento eres, Sinceridad? ¿Necesitas lentes? ¿Debo mover el
blanco más cerca? ― dice con su voz tensa
Al el macho tiene, inesperadamente, lados sensibles. La burla lo
perfora. Cuando vuelve a lanzar, el cuchillo aterriza en la pared.
― ¿Qué fue eso, Iniciado? ― dice Eric.
― Se… se deslizo.
― Bueno, creo que deberías ir por él.
Los Iniciados dejan de lanzar.
― ¿Les he dicho que paren? ―dice Eric, levantando sus cejas
perforadas.
Esto no es bueno.
― ¿Ir a buscarlo? Al dice. ― Pero todos aún están lanzando
― ¿Y?
―No quiero que me peguen.
―Creo que puedes confiar en tus compañeros Iniciados para
apuntar mejor que tu. Ve a buscar el cuchillo.
―No.
El macho ataca de nuevo, pienso. La respuesta es testadura pero no
tiene ninguna estrategia. Aún así, le requiere más valentía a Al decir
que a Eric obligarlo a que reciba un cuchillo en la nuca, lo que es
algo que Eric nunca entenderá.
― ¿Por qué no? ¿Tienes miedo?
― ¿De ser apuñalado por un cuchillo volador? ¡Si, lo tengo!
Mi cuerpo se siente más pesado cuando Eric levanta la voz
― ¡Todo el mundo pare!
La primera vez que conocí a Eric usaba prendas azules y su cabello
esta de lado. Temblaba mientras se acercaba a Amar para recibir la
inyección del suero del paisaje de miedo en su cuello. Durante su
paisaje de miedo, nunca se movía un centímetro; él sólo se queda
quieto, gritando entre dientes, y de alguna manera maniobraba su
pulso hasta bajarlo a un nivel aceptable usando su aliento. No sabía
que era posible conquistar el miedo en tu cuerpo primero que en tu
mente. Ese fue el momento que supe que debía ser precavido con
él.
―Despejen el ring. ―dice Eric. Luego, se dirige hacia Al―. Todos,
excepto tú. Párate frente al blanco.
Al tragando saliva, se acerca al blanco.
Me despego de la pared. Sé lo que Eric hará. Y probablemente
terminará con un ojo perdido o una garganta perforada; con horror,
como cada pelea que he atestiguado, cada una alejándome más y
más de la Facción que he escogido como refugio.
Sin mirarme, Eric dice, ―Hey, Cuatro. Échame una mano aquí, ¿eh?
Una parte de mi se alivia. Por lo menos sé que si soy yo quien lanza
los cuchillos en vez de Eric, Al tiene menos posibilidades de salir
herido. Pero tampoco puedo ser así de cruel, no puedo ser el que
haga el trabajo sucio de Eric.
Trato de parece casual, rascándome la ceja con la punta del
cuchillo, pero no me siento casual. Siento que alguien me está
empujando en un molde donde mi cuerpo no encaja, forjándome
en la forma equivocada.
Eric dice, ―Te vas a quedar ahí mientras él lanza los cuchillos, hasta
que aprendas a no retroceder. ―Mi pecho se siente apretado.
Quiero salvar a Al, pero entre más desafíe a Eric, estará más
determinado a ponerme en mi lugar. Decidí aparentar aburrido por
todo el asunto.
― ¿Es esto realmente necesario?
―Tengo la autoridad aquí, ¿recuerdas? ―dice Eric. ―Aquí, y en
todas partes.
Puedo sentir mi sangre subiendo hasta mi rostro mientras lo miro, y
él me mira de vuelta. Max me pidió ser el Líder de Facción y debí
haber dicho que si; lo hubiera hecho, si hubiera sabido que habría
prevenido cosas como estas, cosas como balancear a los Iniciados al
borde de la locura y obligarlos a golpearse entre ellos sin sentido.
Noto que he estado apretando los cuchillos tan fuertemente que
los mangos han dejado impresiones en mis palmas. Tengo que
hacer lo que Eric dice. Mi otra opción es abandonar la sala, y si me
voy, Eric lanzará los cuchillos, cosa que no puedo permitir. Me giro
hacia Al.
Y luego ella dice, sé que es ella porque su voz es grave, para ser de
una chica, y cuidadosa.
―Detén esto.
No quiero que Eric se gire contra ella. La miro fijamente como si eso
la va a hacer pensar dos veces. Sé que no lo hará. No soy tan
estúpido.
―Cualquier idiota puede pararse frente a un objetivo―Tris dice.
―Esto no prueba nada, excepto que nos están intimidando. Qué, si
mal no recuerdo, es un signo de cobardía.
Brutos de Intrepidez, bravucones, niños de Bajo Nivel, eso es lo que
somos, bajo los tatuajes y los piercings y la ropa negra.
Quizá si soy tan estúpido. Tengo que dejar de pensar en ella de esa
manera.
―Entonces, debe ser fácil para ti. ―dice Eric, empujando su cabello
hacia atrás para que se ajuste tras su oreja. ―Si estás dispuesta a
tomar su lugar.
Y luego sus ojos se mueven hacia los míos, por un segundo. Es
como si él supiera, él sabe que siento algo por ella, así que él me
obligará a lanzarle cuchillos a ella. Por un instante, no más que un
instante, pienso en lanzarle un cuchillo a él, en cambio. Podría darle
en el brazo, o la pierna, sin hacer daño…
―Ahí va tu cara bonita―dice Peter, al otro lado de la sala. ―Oh,
espera. No tienes una.
Apenas registro el comentario. Estoy muy ocupado observándola.
Se para con su espalda contra el tablero. El tope de su cabeza roza
el final del centro del blanco. Así que levanta el mentón y me mira
con esa terqueza de Abnegación que conozco tan bien. Quizás los
haya abandonado, pero ellos son lo que la mantienen fuerte. No
puedo decirle que todo estará bien, no con Eric aquí, pero puedo
tratar de hacerla más fuerte.
―Si te acobardas, Al ocupa tu lugar. ¿Entendido? ―Digo. Eric se
para un poco muy cerca, golpeando su pie contra el suelo. Tengo
que acertar esto. No puedo tirar el cuchillo a la punta del tablero,
porque él sabe que puedo darle al centro. Pero un tiro torpe, un
centímetro en cualquier dirección, podría herirla. Ahí va tu cara
bonita.
Pero Peter está en lo correcto, ella no es bonita, esa palabra es muy
pequeña. Ella no es como el resto de las chicas que solía mirar,
todas con curvas y suavidad. Ella es pequeña, pero fuerte, y sus
fuertes ojos demandan atención. Mirarla es como despertar.
Lanzo el cuchillo, manteniendo mis ojos en los de ella. Se pega en el
tablero, cerca a su mejilla. Mis manos tiemblan con alivio. Sus ojos
se cierran, así que sé que tengo que recordarle de nuevo su
desinterés.
―¿Estás cerca de terminar, Estirada? ― digo.
Estirada. Por eso eres fuerte, ¿lo entiendes?
Ella luce enojada. ―No.
¿Por qué demonios ella lo entendería? No puede leer mentes, por
dios.
―Ojos abiertos, entonces. ― digo golpeando la piel entre mis cejas.
Realmente no necesito tener mis ojos sobre los de ella, pero me
siento mejor así. Respiro el olor de polvo, sudor y metal y paso el
cuchillo de mi mano izquierda a la derecha. Eric a centímetros más
cerca.
Mi vista de la habitación se estrecha alrededor de la parte de su
cabello, y lanzo cuando exhalo.
Escucho a Eric detrás de mí. ―Ummm―es todo lo que dice.
―Vamos, Estirada. ―digo. ―Vamos a dejar a alguien más pararse
allí y tomarlo.
―¡Cállate, Cuatro!―dice, y quiero gritarle que estoy tan frustrada
como ella, con un buitre Sabiduría analizando cada uno de mis
movimientos, buscando mis puntos débiles para poder golpearlos
tan fuerte como pueda.
Escucho ese “Umm” de nuevo y no estoy seguro si fue Eric o mi
imaginación, pero sé que tengo que convencerlo que ella es sólo
otra Iniciada para mí, y tengo que hacerlo ahora. Tomo una
bocanada de aire, y tomo una decisión rápida, mirando la punta de
su oreja, el cartílago que sana rápido.
El miedo no existe. Mi corazón latiendo, pecho ajustado, y palmas
sudorosas no existen.
Lanzo el cuchillo y desvío la mirada cuando hace una mueca por el
dolor, demasiado aliviado para sentirme mal por herirla. Lo hice.
―Me encantaría quedarme y ver si el resto de ustedes es tan
atrevido como ella, pero creo que es suficiente por hoy. ―dice Eric.
Luego me susurra. ―Bueno. Eso debería asustarlos, eh.
Pienso, espero, que eso signifique que ya no sospecha de mí.
Él toca el hombro de ella y le dedica una sonrisa metálica. ―Debo
mantener mis ojos en ti.
Veo la sangre correr bajo su oreja hasta su cuello y me siento
enfermo.
La sala se vacía, la puerta se cierra, y espero que los pasos
desaparezcan antes de caminar hacia ella.
― ¿Está tu. . . ―Empiezo a alcanzar el lado de su cabeza.
Ella me mira. ―¡Lo hiciste a propósito!
―Sí, lo hice―digo. ―Y deberías darme las gracias por ayudarte.
―Quiero explicarle lo de Eric y cuánto daño me quiere hacer y a
cualquiera que signifique remotamente algo para mí, o como sé de
donde viene su fuerza y quería recordarle, pero no me da la
oportunidad.
― ¿Gracias? Casi me apuñalas la oreja, y pasaste todo el tiempo
burlándote de mí. ¿Por qué debo darte las gracias?
¿Burlándome? Le frunzo el ceño.
― ¡Sabes, estoy un poco cansado para esperar que lo captes! digo
― ¿Captarlo? ¿Captar qué? ¿Que querías demostrarle a Eric lo duro
que eres? ¿Que eres sádico, al igual que él?
La acusación me hace sentirme frío. ¿Ella piensa que soy como Eric?
¿Piensa que quiero impresionarlo?
―Yo no soy sádico. ― me acerco a ella y repentinamente me siento
nervioso, como si me estuvieran clavando algo en el pecho. ―Si yo
quisiera hacerte daño, ¿no crees que ya lo habría hecho? ― la
tengo lo suficiente cerca para tocarla, pero si ella piensa que soy
como Eric, eso nunca sucederá.
Por supuesto que ella piensa que soy como Eric. Acabo de lanzarle
cuchillos a su cabeza. Lo he arruinado. Permanentemente.
Tengo que salir. Cruzo la sala y, en el último segundo antes de dar
un portazo, empujo la punta del cuchillo en la mesa.
Escucho su grito frustrado desde la esquina, y me detengo, me
agacho con mi espalda contra la pared. Antes de que ella llegara,
todo lo retenía dentro de mí, y cada mañana, sólo me movía hasta
la noche. Pensé en irme, había decidido irme, ser un Sin Facción,
después de esta clase de Iniciados estaba terminado. Pero luego
ella llego aquí y era justo como yo, omitiendo su ropa gris pero sin
realmente omitirlo, realmente nunca omitiéndolas por completo,
porque esa es la más fuerte armadura que podemos usar.
Y ahora ella me odia y ni siquiera puedo dejar Intrepidez para
unirme a los Sin Facción, como lo iba a hacer, porque Eric tiene su
ojo puesto sobre ella, de la misma manera en que tenía su ojo
puesto en Amar el año pasado, poco antes de aparecer muerto en
el pavimento cerca de las vías del tren. Todos los Divergente
terminan muertos excepto yo, por mi golpe de suerte en los
resultados en mi prueba de aptitud, y si Eric la está vigilando, es
probable que también sea una.
Mi pensamientos regresan a la noche anterior, como tocarla envió
un sentimiento de calidez en mi mano y a través del resto de mí, a
pesar de que estaba congelado por el miedo. Presiono mis manos
contra mi cabeza, empujando el recuerdo lejos.
No me puedo ir ahora. Ella me gusta demasiado. Ahí, lo he dicho.
Pero no lo diré otra vez.

Descarga el capitulo: Free Four_ Tobias Tells the Story

Traducción de: http://bibliotecaenlinea.tumblr.com/

Información sobre la autora:

 

 

378821_516569668361513_1889289272_n

 

 

La autora de esta magnifica trilogía es Veronica Roth aquí su biografía:

Veronica Roth nació el 19 de agosto de 1988 (24 años) en Chicago, Estados Unidos, es una escritora estadounidense que alcanzó su fama con el lanzamiento de su novela debut Divergent que luego se volvió en una de las trilogías más queridas por los adolescentes en más de 15 países.

Nacida en Chicago el 19 de agosto de 1988, desde muy chica se sintió familiarizada con la literatura, por lo que le gustaba escribir y leer en sus tiempos libres; después de terminar sus estudios académicos, su familia al ver el talento para escribir que tenía, la animó para que se matriculara en la prestigiosa Universidad Northwestern para estudiar “Escritura Creativa” donde se graduó y fue licenciada en dicha carrera. Estudiando en ella se sintió inspirada para escribir su primer libro.

Durante sus años en la universidad, Veronica decidió empezar a trabajar en su primer libro en borrador, donde prefirió pasar las horas en su proyecto literario más que en los trabajos impuestos en la universidad, así logrando su abrumador éxito Divergent que es el primer libro de una trilogía con el mismo nombre. Roth afirmó que su primera primicia o inspiración fue cuando conducía en Minnesota, EE.UU, yendo a la universidad. Fue tal el éxito del libro en 2011, que fue reconocido en más de 15 países afirmando así una trilogía. En mayo de 2012 vendió los derechos de autor para el lanzamiento cinematográfico del primer libro a Summit Entertainment, lanzando también en el mismo mes del 2012 el segundo libro conocido como Insurgent. Actualmente se encuentra en fase de edición el tercer libro, (aún sin nombre) que será publicado para el 2013. Veronica bromea diciéndole a su tercera obra “Detergent” (detergente en Español) en su blog.

Información sobre la película

Neil Burger sera el director de la película

Imagen

La actriz Shailene Woodley interpretara a Tris Prior en la adaptación de la película Divergent

 Imagen
Esta es la única información oficial de la película  Y existen muchos rumores sobre quien interpretara a Tobias/Cuatro pero no hay nada confirmado.
Imagen

Sinopsis de los libros:

Primer libro: Divergente:

Beatrice vive junto a su familia en un Chicago distópico. La sociedad ha sido dividida en cinco facciones con el objetivo de controlar los impulsos más irracionales y mantener el equilibrio social. Cada facción tiene la misión de cultivar una virtud humana: la Verdad, la Abnegación, la Osadía, la Cordialidad y la Erudición.

En este mundo insólito, Beatrice y su familia son miembros de la facción Abnegación. Viven sin molestar a los demás, siempre dispuestos a ser altruistas sin esperar nada a cambio. Pero Beatrice no se siente cómoda. Intuye que algo no va bien.

Al cumplir 16 años, Beatrice será llamada a participar en la Ceremonia de la Elección. Será entonces cuando deba decidir si quiere seguir en Abnegación o cambiar de facción. Aunque sabe que si elige la segunda opción, tendrá que abandonar a sus padres y olvidarse de que existen.

Con esta duda, Beatrice pasará las pruebas de selección y tomará la decisión más inesperada. A partir de entonces, Beatrice cambiará radicalmente. Pasará a llamarse Tris y se embarcará en la aventura más fascinante y peligrosa de su vida. Pero mientras Tris asume su nueva vida y conoce a un chico que devastará todos sus planes, la sociedad se verá amenazada por un movimiento que puede destruir todo lo que Tris ama.

divergent_hq

Segundo libro: Insurgente.

Una sola elección puede transformarte… o destruirte. Sin embargo, toda elección tiene sus consecuencias, así que, cuando los disturbios se extienden por las facciones, Tris Prior debe seguir intentando salvar a sus seres queridos (y a sí misma), mientras se enfrenta a inquietantes dilemas sobre la pena y el perdón, la identidad y la lealtad, la política y el amor.

El día de la iniciación, lo normal es celebrar la victoria con la facción elegida; por desgracia, en el caso de Tris, el día acaba de forma atroz. El confl icto entre las facciones y sus distintas ideologías se intensifi ca, y la guerra acecha en el horizonte. El peligro en tiempos de guerra es que se debe escoger un bando, desvelar secretos… y las consecuencias de cada elección se convierten en algo aún más irrevocable y poderoso. Transformada por sus decisiones, pero también por los nuevos descubrimientos, los cambios en sus relaciones personales, la pena y la culpa que la obsesionan, Tris debe abrazar su divergencia por completo, aunque eso le suponga pérdidas insuperables.

Insurgente es la esperada segunda parte de la saga distópica Divergente, de la autora superventas del New York Times, Veronica Roth. En ella nos regala otra trepidante historia repleta de giros inesperados, desengaños, amor y profundas refliexiones sobre la naturaleza humana.

314772_281427445217498_151780294848881_1152897_737238917_n (1)

El tercer libro se espera para el mes de Mayo de 2013, aun sin nombre.